Perfumes

En La Botica de los Perfumes somos profesionales de la cosmética y en especial del perfume y los aromas. Nuestro prestigioso equipo de perfumistas crea de forma exclusiva las mejores fragancias con una excelente calidad y al mejor precio.

Nuestras fragancias son para todo el mundo, femeninas, masculinas, colonias frescas e infantiles. Pensados para ti; los creamos para potenciar tu belleza y mejorar tu bienestar emocional.

Para que puedas conocer y encontrar tu perfume ideal, La Botica de los Perfumes te presenta su herramienta: El Código de La Botica de los Perfumes, el cual nos describe el proceso evolutivo de cada fragancia, descubriendo su pirámide olfativa: su salida, su corazón y su fondo. Una línea aromática que cada perfume sitúa en una familia olfativa: Floral, Oriental, Amaderada o Fresca.


FAMILIA FLORAL

Esta familia olfativa es una de las más importantes en la perfumería femenina y la más amplia. Existen gran variedad de creaciones, desde combinaciones de varias flores, conocidas como bouquets florales hasta creaciones con una única flor, denominadas soliflor, notas que recrean el olor de flores frescas, con toques verdes, pasando por componentes más dulces como las vainillas o el iris, y notas especiadas. La rosa o el jazmín son sus esencias estrella.

A su vez esta familia se divide en subfamilias que denominamos, floral suave, floral y floral oriental, que se caracterizan por:

Familia FloralSon Floral Suave todas nuestras fragancias a las que se les incorporan notas de vainilla, iris y/o almizcles que en la mezcla dan lugar a la pérdida de intensidad en el aroma a flor o flores.

Son Floral si el aroma está compuesto por bouquets complejos (combinación de varias flores) o Soliflor (una única flor) en toda su intensidad propia.

Son Floral Oriental las que en esta familia se incrementa su intensidad a través de especias dulces y la Flor del Naranjo, Azahar o Neroli.

FAMILIA ORIENTAL

Las notas orientales son reconocibles por su sensualidad y calidez, haciéndose más dulces y pesadas. Los olores ambarados, las vainillas y las maderas preciosas como el sándalo, pertenecen a esta familia.

Las fragancias femeninas están acompañadas de flores y especias exóticas y las masculinas eligen unirse con notas aromáticas.

Su caracterización por subfamilias responde a la siguiente descripción:

Familia OrientalSon Oriental Suave siempre que incluyan notas aterciopeladas, con notas dulces de ámbar y/o notas de incienso.

Serán Oriental, los más pesados y dulces, al incorporar notas de vainilla, resinas y almizcles.

Serán Oriental Amaderada, los que remarcan por su carácter oriental y la incorporación de notas amaderadas de tipo sándalo y pachuli.

FAMILIA AMADERADA

La familia amaderada agrupa a la gran mayoría de perfumes masculinos. Dentro de esta familia se encuentran las fragancias con notas musgosas y forestales, esencias de pino, vetiver, etc.; fragancias aromáticas con carácter fresco y las maderas secas que combinan la frescura con notas de tabaco y cuero.

Concretamente nuestras fragancias responden a las siguientes subfamilias:

Familia AmaderadaSerán Aromáticas, por tener un carácter fresco en armonía de notas de pino, cedro, vetiver, teka, etc. junto a salvia, romero, tomillo y lavanda.

Serán Chipre, por presentar notas amaderadas y musgosas que definen un claro contraste de notas cálidas en la base y frescor en la Salida.

Serán Amaderada Seca, todas las fragancias que parten de la familia anterior, chipre e incorporan notas de tabaco, cuero y/o notas tostadas.

FAMILIA FRESCAS

Fragancias conocidas también como hespérides, notas cítricas mediterráneas que se caracterizan por su ligereza; perfumes que recuerdan a olores marinos y puros gracias al ámbar gris. Las fragancias verdes o de hierba recién cortada también forman parte de esta familia que agrupa notas de absenta, gálbano o el mojito y las frutales asociadas a los frutos rojos.

Nuestras referencias se engloban en las siguientes subfamilias:

Familia FrescasSon Cítricas por predominar notas hespérides basadas en aceites esenciales limón, bergamota o naranja a las que se les añade notas de té.

Son Verdes si a las notas cítricas se le incorporan notas de hierba recién cortada haciendo a la fragancia más potente y áspera.

Son Acuáticas por evocar un frescor puro y natural de atmósfera húmeda o marina.

Son Frutales por dominar la mezclar del dulzor y acidez que principalmente se obtiene de los frutos rojos.


¿Quiere saber más?


SIGUIENTE: Perfumes para Ella